jueves, 6 de abril de 2017

La hija de los sueños






Título: La hija de los sueños
Autor: Sandra Andrés Belenguer
Género: Fantasía Juvenil
Editorial: Viceversa as de picas
Nº de páginas: 231





¿Qué pasaría si los sueños y las pesadillas fueran más reales de lo que pensamos? ¿y si pudieran llegar a afectarnos en el mundo real?

Hace mucho tiempo, un joven llamado Sebastian con un gran talento para el miedo, desapareció en extrañas circunstancias. Siglos después, sucesos extraños empiezan a producirse, todos relacionados con terribles pesadillas que parecen sacadas de la mente de un experto escritor de terror.

Iris, una chica de diecisiete años amante de la literatura, tiene que enfrentarse de nuevo a una pesadilla que no la asaltaba desde hacía mucho tiempo. Tendrá que descubrir un misterioso poder del que se tendrá que valer para salvar a sus más allegados... y devolver el equilibrio a un mundo que está a punto de perderse para siempre.

Este libro, pequeño y fácil de leer, me ha gustado y me ha dejado buen sabor de boca, aunque me he encontrado con algunos peros.

La historia se centra en el mundo de los sueños donde, más que Iris y sus amigos, para mí los verdaderos protagonistas son las pesadillas, el escritor y el propio Sebastian. Los capítulos y fragmentos dedicados a ellos son los que más me han gustado, además de que me ha dado la impresión de que estaban mejor narrados, más profundizados. Realmente tenía la sensación de estar inmersa en alguna de esas horribles pesadillas, y se llega empatizar con el escritor. Especialmente si eres una persona que vuelca sus sueños y esperanzas en el mundo de las letras.

También tengo esa sensación debido a que el libro, en general, es bastante ágil. No en mal sentido, como pudo ser en Crónicas de Sombras, aquí la lectura es fluida y no molesta. Bien, al ser ágil, es como si la autora hubiera hecho hincapié más en algunas situaciones y escenas que en otras, teniendo que elegir dónde se detenía más. Tengo entendido que este libro fue escrito para un concurso, que por cierto ganó, lo que explicaría esto, ya que en un concurso trabajas con un límite de páginas. Personalmente me encanta que se centre en lo que se centra, ya que son unas escenas muy buenas. Ojala pudiera haberse explayado más en otras partes, pero me alegra que se haya extendido donde lo ha hecho.

Escoge como temática los sueños, cosa que, para mí, hace que gane puntos a favor. A fin de cuentas, una de las cosas que ha hecho el ser humano a lo largo de su historia es elucubrar sobre esta aparente dimensión paralela donde nos metemos al dormir. En ese sentido me he quedado con ganas de saber más sobre el reino de los sueños que plantea la autora. La conclusión del libro permite que pueda haber una continuación, así que tal vez más adelante pueda saciar mi curiosidad.

Ahora, lo que me ha gustado menos, o tal vez tendría que decir que me ha parecido más flojo, son las relaciones personales entre personajes. Las he visto un poco superficiales. Y tampoco me ha convencido demasiado las reacciones de Iris ante los cambios que estaba experimentando. Teniendo en cuenta que es una chica que no cree en lo sobrenatural, su manera de reaccionar me ha parecido muy suave, y sin cuestionar demasiado. Por el ritmo de la historia tampoco había mucho tiempo a más, pero me ha sabido a poco. Esperaba más susto y sorpresa por parte de Iris, la verdad. Incluso más negación. Acepta muy deprisa todo lo raro que está sucediendo a su alrededor.


A mi parecer estos son pequeños detalles sin mucha importancia, ya que el libro es pequeño y mete muchas cosas. Pasas un rato muy agradable leyéndolo, especialmente cuando te enganchas con las pesadillas y te lees de un tirón la parte del final, donde no sabes cómo terminará todo. Recomendable para las noches de verano

No hay comentarios:

Publicar un comentario