jueves, 6 de abril de 2017

La Marca del Guerrero






Título: La marca del guerrero
Autora: T.F. Famux
Género: Fantasía épica
Editorial: AlbertoSantos
Páginas: 486






En una sociedad donde lo más importante es seguir el camino dictado por tu cuna o por los dioses, tres personas harán tambalear las bases del reino al desafiar su propio destino. Una princesa que no quiere serlo, un niño brillante despreciado por su padre al no adaptarse a los estándares de lo que él considera un buen noble y un campesino marcado para ser guerrero en lo que parece una mala jugada de los dioses contra su persona, tendrán que enfrentarse a una red de mentiras, traiciones y conspiraciones en la que se sostiene el mismo reino, en el cual los nobles son ricos y mandan mientras el pueblo llano sobrevive como buenamente puede, viendo día a día partir a nuevos jóvenes reclutas hacia las fronteras con la certeza de que no regresarán. ¿Qué vale más al final? ¿Los valores o el poder? ¿Justifica un fin el medio?

Muchos de vosotros os estaréis preguntando por qué hago de nuevo esta reseña, si ya está hecha. Eso es cierto a medias. La anterior fue hecha antes de la publicación del libro, mucho antes de que tuviera editorial, y no me explayé tanto como hubiera querido por si acaso la obra hubiera tenido que pasar por algún cambio significativo antes de ser publicada. No ha sido el caso, pero aún así la primera vez no dije tanto como quise decir, así que voy a aprovechar esta ocasión para hacerlo.

Al principio la premisa parece típica: un chaval en apariencia normal, incluso algo torpe, es elegido por los dioses para ser guerrero al aparecer en su piel la marca del guerrero, pero ahí acaba cualquier cosa que pudiera recordar a un relato de fantasía habitual. El pobre Armiat es torpe como él solo y lo que le hace avanzar no es un designio divino ni ser el “elegido” de la historia, sino que básicamente lo empujan hacia delante y él va tomando las decisiones que le van pareciendo oportunas, sean estas acertadas o no. Tenemos también a Aremís, princesa heredera y la segunda en la sucesión de la corona. No le gusta serlo ni el destino que le aguarda al respecto, pues ser solo la encargada de dar hijos al noble con la que le casen no le parece nada estimulante. Es muy activa y nada sumisa, lo que no cuadra con lo que se espera de una mujer en este contexto medieval. Aparte, parece no entender ciertas distinciones de clase social. Por último, el que para mí es el más especial de todos, es el más pequeño, Maltés, un niño brillante pero completamente anulado por su padre. Se ha refugiado en su mundo interior y cuya mayor implicación con el exterior es con sus plantas, pero que por circunstancias se verá obligado a espabilar y a usar su intelecto para sobrevivir, y cuando digo “se verá obligado a sobrevivir” es que lo tiran sin miramientos al mundo exterior y de manera bastante cruel.

Los personajes están perfectamente planteados, es fácil enredarse en sus historias y empatizar con ellos, hasta tal punto que hasta personajes secundarios se hacen un hueco en el corazón del lector. Diría que los que lo hacen con mayor frecuencia son Salvino y Someti, sobre todo el último pues tiene un papel muy ambivalente. También están los que despiertan una enconada animadversión por sus actos o por su forma de pensar. Es muy difícil no implicarte con esta historia.

La narrativa también acompaña. Directa y fluida, te lleva a través de los sucesos de la historia sin que puedas aburrirte. No es de muchas descripciones, pero sí las suficientes. Los personajes están bien retratados, la interrelación entre ellos y la sociedad del reino. En la trama todo está muy bien hilado y no puedes esperar al final para ver cómo se resuelve.

Tiene también su poquito de fantasía pero no demasiada. Principalmente podríamos hablar de su religión y de ciertas criaturas que pueblan el lugar, pero más allá de eso está centrada principalmente en los personajes y en las luchas de poder, en las cuales no hay magia de por medio. Y bien pensado menos mal, porque si pasa lo que pasa sin magia, la qué podría montarse con magos o cosas así de por medio. Como no, los más perjudicados hubieran sido los pobres campesinos, que ya tienen bastante con lo que tienen.

Últimamente nos estamos acostumbrado mucho a tramas políticas muy enrevesadas, con muchos personajes y muchos lugares. Este libro, aunque ofrece politiqueo para el que le guste, lo cierto es que lo hace de manera más sencilla. No se trata de que cada vez que leas un nuevo libro de ficción debas aprenderte vida y milagros de un montón de familias. Está bien de vez en cuando, pero estos libros también se agradecen. Tienen de la chicha que más le gusta a uno pero sin que tengas la impresión, al dejar de leerlo, de que estás preparado para un examen de historia. La región que abarca tampoco es demasiado extensa, lo cual aparte tiene una explicación histórica dentro de la propia historia, pero está bien no tener que liarte con demasiados mapas.

En definitiva, creo que tiene lo mejor de este género sin arrastrar detalles y complicaciones que podrían hacer más pesada la experiencia y que espantan a ciertas personas. Personalmente es una novela que he disfrutado mucho y que me alegra un montón poder añadir a mi biblioteca, cruzando los dedos para que haya una segunda parte. Realmente el libro no requiere de una segunda parte, peeero podría haberla y me gustaría mucho que la hubiera. La recomiendo vívidamente y recomiendo también hacer una lectura entre líneas, pues en este libro hay mucho más de lo que se ve a simple vista.

Gálora ojos de fuego






Título: Gálora ojos de fuego
Autora: Lourdes T.Castillo
Género: Alta fantasía/Romántica
Editorial: Alberto Santos
Páginas: 571





Gálora, heredera de Antel, es a su vez la única maga de Cirax y la elegida para gobernar. Una maldición pesa sobre ella, lo que provoca que acabe lejos de su hogar, en otro mundo, donde es temida y repudiada por muchos. Deberá buscar la forma de regresar mientras se ve inmersa en una guerra que dura generaciones en ese nuevo mundo que, quizá, no sea tan ajena a ella como piensa. 

Hablando de libros que suscitan opiniones contradictorias. Confieso que antes de valorar ciertos puntos de la historia me gustaría leer la continuación del libro, que tal y como ha acabado este tiene que haber. El motivo es que, dependiendo de cómo acabe o cómo se desarrolle, cambiará el sentido de ciertas cosas que suceden en el transcurso del libro, y que no me han terminado de gustar mucho.

Así que para empezar, quisiera hablar de lo positivo del libro y que ha conseguido picarme la suficiente curiosidad para acabar el libro y querer saber qué pasará con el siguiente.

Algo que sí me ha gustado mucho son los mundos que ha creado, es decir, Cirax, el mundo originario de Gálora, y el Continente, que es el mundo donde va a parar a posteriori.  Cirax es un mundo de gigantescos árboles que crecen desde el mar de Krestea, dónde están sus raíces. En las copas viven los falaxianos, criaturas de forma humana con piel verde que nacen de los troncos. En el mar viven los Kresteanos, que tienen la piel azul y nacen de las raíces. Ambas razas no congenian bien y viven separadas, al menos por el momento.

El Continente es un mundo humano medieval donde existen magos y hechiceros, y también las Güevas, que son sacerdotisas del desierto. Aparte también esconde otro tipo de criaturas y misterios que he disfrutado descubriendo.

Por otra parte también me gustó la trama en la que al parecer, ambos mundos están conectados de alguna manera, y también la trama de Esmeralda, una maga que vivió hace algún tiempo y parece que tiene mucho que ver con lo que está sucediendo en el presente. Lo considero lo más interesante del libro: cómo parece haber alguna conexión entre el pasado, el presente y entre los dos mundos, cosa que no queda muy clara en el libro y hace pensar sobre una continuación. 

El libro, a mi parecer, también refleja, quiere enseñar o quiere dejar de manifiesto ciertas cosas. Algunas mejor llevadas que otras. Empezamos por la idea de que la superstición, el miedo y la ignorancia pueden llevar a hacer mucho daño a personas que no se lo merecen, aparte de perder la oportunidad de tener a tu lado a gente que puede merecer mucho la pena. Esto viene representado por los personajes de Gálora y Barlán, ambos malditos. Sin embargo, debo reconocer que me sorprendió mucho que al llegar al Continente, cualquiera que veía las enredaderas de Gálora las identificaba enseguida como el símbolo de su maldición. Es cierto, sí, pero, ¿cómo sabían que no es normal que un falaxiano o falaxiana tenga enredaderas en la cabeza? Quiero decir, aparece una chica verde que sangra savia, ¿y lo que les asusta son las enredaderas? Conocen a otro falaxiano llamado Enkire, pero es el único que conocen. ¿Cómo estar entonces seguros de que las falaxianas no tengan enredaderas, o flores, o ramas en la cabeza? Eso me sorprendió bastante. Que lo sepa un personaje como Maira, vale, es una hechicera, ¿pero todos?

Además, esta historia, es, sobre todo, una historia sobre el hecho de que las apariencias engañan. Que lo que se supone que todos saben o la historia que se da por válida podría no ser la verdadera, que hay demasiadas cosas que no se han dicho o que se han interpretado según el bando o, incluso, según ha querido quién. Se despide en muchas ocasiones un odio y una ignorancia que rayan en la estupidez más absoluta.

Esta es una historia de fantasía sobre los prejuicios, pero es también una historia que habla de amor, y quizá por aquí es por donde tengo ciertos problemas con el libro. Plantea una serie de personajes femeninos fuertes, poderosos e independientes que, sin embargo acaban en apuros cada dos por tres y necesitando ser rescatadas por alguien, demasiadas veces en mi opinión teniendo en cuenta sus habilidades. Ojo, no está mal necesitar ayuda de vez en cuando, pero me dio la impresión de que pasaba más de la cuenta. Por suerte hacia el final esto se enmienda un poco, son a los personajes femeninos a los que les toca luchar y proteger. Luego está el hecho de que la mayoría de personajes masculinos están obsesionados con proteger a x fémina, las cuales normalmente les superan o igualan en capacidad y poder. Digamos que hay como cierta conmiseración hacia ellas que no me hace mucha gracia. Por no mencionar que hay alguna a la que se juzga duramente por su forma de vestir o por la forma en que lleva su vida sentimental y no precisamente en el contexto medieval.

Es decir, se supone tenemos personajes femeninos fuertes que nos tropiezan bastante a la vez que tenemos un entorno que parece hostil hacia esa fuerza, como que la acepta pero con muchos peros, y se supone que ellas deben superar todo eso y demostrar que no es un impedimento ni que pueden reducirlas. He aquí la contradicción, lo que me chirría un poco y por lo que necesito leer el siguiente para llegar a una opinión bien definida, porque aunque creo que entiendo a dónde quiere llegar la autora, no estoy tan segura de la ejecución en este aspecto. Además, de que es difícil escribir una historia de amor romántica sin caer en los estereotipos del amor romántico.

En definitiva, si te gusta mezclar fantasía y romance este es tu libro. Si te gusta la fantasía pero no tan centrada en la parte romántica, ya dependerá de tus gustos como lector el que pueda ser más o menos de tu agrado. Personalmente, la parte romántica no me ha acabado de gustar, pero la trama y la parte fantástica me han enganchado lo suficiente para querer saber cómo acaba esta historia.


Elsewhere






Título: Elsewhere
Autor: William Peter Blatty
Género: Terror
Editorial: AlbertoSantos
Páginas:170




Una agente inmobiliaria que desea fervientemente vender una mansión que nadie ha sido capaz de vender hasta la fecha reúne a un parapsicólogo, a un escritor famoso y a una vidente para poder declararla libre de fantasmas. Para Joan Freeboard es fácil asumir que no pasa nada extraño en Elsewhere ya que creer en fantasmas es cosa de crédulos, pero... ¿y si los hay?

Debo admitir que este libro me ha sorprendido mucho. Es cortito, pero en ese poco espacio es capaz de reflejar muy bien las personalidades y los miedos de los personajes, mientras nos envuelve en un ambiente opresivo donde algo no encaja bien. Tienes la sensación de que algo no está en su sitio, algo pequeño, que poco a poco va escalando hasta convertirse en miedo ante algo que sabes que no debería estar pasando y que no comprendes por qué está pasando.

El principio podríamos decir que es hasta típico. Un grupo de personas va a una mansión antigua a pasar la noche, mansión a la que los lugareños no quieren acercarse porque dicen está encantada. La mansión tiene su historia truculenta detrás, que es el porqué la gente no se acerca, pero hasta, ahí, acaba lo típico. No cuento más porque a poco más que diga lo destripo por completo. Está muy condensado y lo más interesante es cómo nos presenta la trama, el misterio, el terror. Sabe cómo utilizar sus recursos para envolvernos, despistarnos y asustarnos a través de las páginas para conducirnos a un final inesperado, a la vez que conocemos y empatizamos con sus desafortunados protagonistas.

Temo que esta reseña se va a quedar especialmente corta, pero poco más que diga podría fastidiarle la experiencia lectora a alguien. Por ello solo decir que esta es una muy recomendable novela del autor de El exorcista, corta pero intensa.


El camino de las sombras (El Ángel de la Noche)







Título del libro: El camino de las sombras
Autor: Brent Weeks
Género: Baja Fantasía
Editorial: DeBolsillo
Nº de Páginas: 589




Azoth es un niño de las Madrigueras, una rata de Hermandad que sobrevive como buenamente puede en la zona más pobre de Cenaria. Una vida pobre y mísera, a la sombra de un matón y rodeado de rufianes de toda calaña y condición. Pasa miedo y hambre constantemente, no desearía otra cosa más que dejar esa vida y no volver a tener miedo nunca. Encontrará esa oportunidad cuando en su camino se cruce el legendario ejecutor Durzo Blint, pero deberá tomar una muy importante decisión. Si quiere convertirse en ejecutor, deberá dejarlo absolutamente todo atrás. Para un ejecutor cosas como el amor o la amistad no son más que nudos corredizos alrededor del cuello.

Estoy más que impresionada con este libro. Al principio pensé que sería una historia más típica, pero alabado sea mi error.

Nos adentramos en Cenaria, país muy descompensado en cuanto a clases sociales. A un lado están las Madrigueras, zona pobre donde la gente mal vive, y donde los niños, ya sea por abandono o por ser hijos de esclavos, se reúnen en hermandades para sobrevivir como puedan a la crueldad de la vida. La esclavitud ya no existe en Cenaria, pero todavía quedan sus cenizas. En el otro lado, en la zona rica, los nobles viven en la opulencia, aunque no tranquilos. Y aunque tienen rey (que siendo cómo es casi mejor que no lo tuviesen) el verdadero poder está ostentado por el Sa´kage, una organización que vive en las sombras y que es la que verdaderamente controla Cenaria. Se lucra de los más bajos negocios, controlan por la fuerza o el soborno y conocen todo lo que sucede en Cenaria. Todo entretejido en una red de conspiraciones que convierte a este país en algo poco apetecible para conquistar, lo que hace que a otros países no les merezca la pena intentarlo. En este paisaje nos encontramos a los ejecutores, asesinos con Talento (entiéndase la magia de este mundo), que se convierten en armas a tener en cuenta para todo el que pueda contrartarles o morir en sus manos. De los ejecutores de Cenaria, el más temido de todos ellos es Durzo Blint. Si el asesinato es un arte él es el más virtuoso y su reputación es legendaria. Tanto que el propio Sa´kage le teme y le respeta.

Lo más destacable de esta historia y lo que más me ha gustado es, sin duda, sus claroscuros. Vemos los lugares más oscuros del alma humana y como pese a todo quedan retazos de luz. Personajes egoístas, crueles, personajes que luchan por redimirse, personajes honrados que no saben de la dureza de la vida hasta que es tarde. Personajes que sin ser malvados, tienen sus rincones oscuros. Hay una frase dicha por un personaje, no diré cuál, que resume muy bien el espíritu del libro: “Morir bien es fácil, solo requiere un momento de coraje. Es vivir bien lo que no he sabido hacer. ¿Qué es la muerte comparada con eso?”

Asistimos al crecimiento de Azoth, cómo sus decisiones le llevan a transformarse en Kylar Stern, cómo debe enfrentarse a las consecuencias derivadas de ello. Conocemos a Durzo Blint el cuál tampoco escapa a una vida de muerte, sacrificando todo en el camino, vedándose cosas tales como el amor. También están los sacrificios y los remordimientos de Mamá K, está Logan, el arquetipo de noble perfecto que debe enfrentarse a crueldades que su noble corazón no está preparado a enfrentar. Y otros tantos personajes que evolucionan y sorprenden, los cuales nunca terminas de conocer del todo pues son ricos, profundos y complejos.

En tanto a la trama, está llevada con un ritmo espectacular. No pierdes el hilo a pesar de los cambios de escenario y personajes, una red que confluye en un espectacular clímax que te deja con ganas de más, ya que, a pesar de todo, al final hay una maldad que va más allá, algo que pese a lo aprendido puede romper los esquemas y hacer necesario que el Ángel de la Noche aceche en las sombras una vez más.

Para acabar decir que me ha emocionado. No se trata únicamente de una historia trepidante llena de acción y confabulaciones, es sobre todo una historia que habla sobre los humanos. Sobre cómo les afecta su entorno, cómo se defienden, cómo sienten y padecen y cómo, a pesar de todo, luchan por prevalecer y buscan mantener vivo en su interior aunque sea un pequeño rescoldo de lo que les hace ser seres humanos.


Solo el acero






Título: Solo el acero
Autor: Richard Morgan
Género: Baja Fantasía/Grimdark
Editorial: Alamut
Nº de páginas: 407





Cuando las guerras acaban, ¿qué pasa con sus héroes?

Ringil, tras luchar en mortíferas batallas como la acaecida en La Quebrada del Patíbulo, ha pasado varios años exiliado en un pueblo perdido por las montañas, sobreviviendo a base de contar historias sobre la guerra mientras su espada, la Criacuervos, ha quedado olvidada encima de la chimenea.

Egar se ganó el sobrenombre de Matadragones durante la contienda, tras la cual ha regresado triunfal como señor de su clan en las estepas. No para su satisfacción, desgraciadamente, pues echa de menos su etapa de mercenario en las ciudades civilizadas del Imperio.

Archet, la mestiza Kiriath, ha sido dejada atrás por su raza y ahora sirve al emperador. Lo único que le queda de su gente es intentar mantener en funcionamiento la  tecnología que dejaron en el Imperio. 

Estos tres antiguos compañeros de guerra separados por la paz verán sus caminos cruzarse de nuevo cuando algo empiece a agitarse en su mundo. La noble familia de Ringil vuelve a contactar con él, pese a haberlo repudiado, porque necesitan que salve a un pariente de los traficantes de esclavos. Egar se ve envuelto en conspiraciones para apartarle de la jefatura del clan en la que parecen intervenir los mismos dioses, y Archet debe investigar un ataque realizada a una guarnición del Imperio con armas que no pueden existir.

En la portada del libro, Joe Abercrombie hace una pequeña descripción del libro: “Descarada, brutal y sin reparos. No es que Morgan retuerza los clichés de la fantasía, es que los parte a hachazos. Y luego les prende fuego.”

Acierta, punto por punto. Si acaso añadiría que antes de prenderles fuego les echa gasolina, porque lo deja todo echo cenizas para después construir un libro de fantasía como no había visto antes.

Ya solo el punto de partida es inusual. No trata sobre el viaje del héroe, como llega a ser lo que es tras un arduo viaje, sino cómo el héroe, tras haber llevado a cabo sus hazañas, se encuentra con que al final del camino no ha recibido la recompensa esperada y encontrando que lo que dejó atrás para, en su periplo, mejorarlo y salvarlo de las amenazas que se cernían sobre ello, es aún peor y más injusto que al principio, llevándoles a cuestionar el por qué hicieron lo que hicieron. Egar regresa a un hogar que, tras lo vivido en el Imperio, le parece primitivo y ajeno, Ringil se tropieza con que se ha legalizado la compra venta de esclavos para solventar deudas acarreadas durante la guerra (añado además que la sociedad en la que vivía per se ya era bastante mala) y Archet se queda varada en un imperio plagado de injusticias sociales y un fanatismo religioso corrupto. 

Aquí es donde comienza todo, años después de la guerra contra los hombres lagarto, en la que tanto lucharon y sufrieron, les ha servido para librarse de esa amenaza sí, pero aparte de eso no ha servido de nada. Atrás quedan ideales de juventud y el romanticismo de las aventuras, lo único que tienen al final es la cruda realidad.

Los personajes son excepcionales. Profundos, completos… reales. Ringil se ha convertido en uno de mis personajes favoritos, con su sarcasmo ácido y con su visión de la realidad que le rodea. Pese a que hay tres personajes principales, este lleva gran peso de la historia y además, algo relacionado con él nos hace esperar que haya otro libro. Egar y Archet tampoco se quedan atrás, cada uno a su manera brilla con luz propia, tan difrentes como son entre sí y, a la vez, tan interesantes. Cuando los conozcais comprenderéis también por qué se salen de la tónica habitual de los libros de fantasía.
coincidiendo en un mismo escenario, y tengo que aplaudir la forma en que lo consigue. Sabes desde el principio que se van a encontrar, pero no te explicas cómo (están cada uno en una punta distinta del mundo) ni cómo van a coincidir los problemas que están teniendo que a priori parecen tan dispares. No digo más porque una de las riquezas de este libro son las sorpresas y los giros de guión y no quiero estropeárselo a nadie.

Un libro original, trepidante y profundo, lleno de misterios y sorpresas. Muy recomendado.


La era de Drácula






Título: La Era de Drácula
Autor: Kim Newman
Género: Vampiros
Editorial: Alamut
Páginas: 319





En esta historia, Drácula fue el vencedor de los acontecimientos sucedidos en el libro de Drácula, de Bram Stoker. Se quedó en Inglaterra y se hizo con el poder como consorte de la reina Victoria y Lord Protector del reino. Su maldición se ha expandido por todo Londres, tanto en las altas esferas como en las barriadas más pobres. En la Era de Drácula, solo los vampiros tienen futuro.

Pongámonos en el Londres victoriano, pero un Londres victoriano algo diferente. No solo es el Londres histórico, sino el Londres literario, narrado en aquella época por sus contemporáneos, como hicieran Bram Stocker, Conan Doyle y muchos otros. Sumémosle a la gran diferencia económica y social de las diferentes clases sociales de aquella época la maldición del vampirismo, y metamos entre medias un movimiento religioso en contra de los vampiros y un asesino que se dedica a matar a vampiresas prostitutas destripándolas por completo. Tendremos a grandes rasgos un resumen de lo que este libro tiene por ofrecer.

Con una narrativa fluida y detallada, nos adentramos en un Londres que parece la suma de los Londres narrados en los libros de la época, como Drácula, los libros de Sherlock Holmes, Dr. Jekyll y Mr. Hyde... etc. Esto se evidencia sobre todo porque nos vamos encontrando diversos personajes de estas novelas, algunos directamente otros mencionados, a lo largo de la novela. Es un detalle que a mi particularmente me encantó, sobre todo cuando ciertos personajes interactuan entre ellos de una manera que no los habíamos visto antes (no diré quiénes para no fastidiar a nadie la sorpresa).

También tenemos, como no, a los pocos supervivientes del libro de Drácula que quedaron vivos tras la ascensión del conde al poder. En principio son, a saber, el Dr. Seward y Lord Godalming, antes conocido como Arthur Holmwood, antiguo prometido de Lucy Westenra. El libro va desgranando poco a poco lo sucedido con el resto de personajes de Drácula, si sobrevivieron y en qué condiciones lo hicieron. Sin embargo, el Dr. Seward y el recientemente nombrado Lord Goldaming tienen un papel principal en el libro, y su situación actual nos lleva de una sorpresa a otra desde el principio y hasta el final.

Pese a que este libro está lleno de personajes en los que se enfoca la historia, todos ellos muy bien caracterizados y ricos en detalles, con personalidades bien definidas y muy diferentes entre sí, podemos hablar de dos protagonistas en la historia: Charles Beauregard y Geneviève Dieudonné.

Charles Beauregard es un cálido que trabaja al servicio de la reina, aunque de una manera un tanto especial. Geneviéve Dieudonné es una vampiresa más antigua que Vlad Tepes, y perteneciente a una línea de sangre diferente. Pese a ser tan antigua, en valores es bastante humana, ya que trabaja en un hospital en uno de los barrios más pobres de Londres, ayudando a lo que podríamos denominar “víctimas de la ascensión al poder de Drácula y salida a la luz de los vampiros”.
Ambos confluyen bajo la necesidad de encontrar a Cuchillo de Plata, ya que sus asesinatos ponen Londres del revés. Lo curiosos es que pese a que estos asesinatos son el catalizador que hace rodar la historia, no son el elemento más importante de la misma, o yo considero que no lo son. Sí, quieres saber cómo se va a resolver el asunto, pero me parece mucho más importante lo que sucede alrededor de los mismos. La situación tensa entre cálidos y vampiros, las diferencias sociales más agravadas por el vampirismo, como impacta en cada personaje y altera su forma de vida, sobre todo en sus reflexiones y moralidad.

Recurre el autor a un recurso usado también por Bram Stocker y de manera magistral con muy buenos resultados: todos están viviendo el impacto de Drácula en sus vidas, todo está impregnado por su presencia y por sus actos pero aparece poco en toda la historia. El resultado es asombroso, ya que lo percibes, lo presientes en el aire pero no está, o mejor dicho, verlo lo que se dice verlo lo ves poco. Pero está ahí, y eso es algo imposible de ignorar.

Por todo lo antes mencionado este es un gran libro que además tiene un ritmo muy bueno. Te pega a él en las primeras páginas, no baja la intensidad y el final es simplemente apoteósico. Del tipo de final en el que te quedas sentado en la silla con cara de impacto.

El libro me ha encantado, y por si hiciera falta aclararlo, aparecen vampiros de verdad, esta sí es una auténtica historia de vampiros como hace bastante que no llegaba a mis manos. Altamente recomendable.


El violín negro






Título: El violín negro
Autor: Sandra Andrés Belenguer
Género: Fantasía Juvenil/Romántica
Editorial: Laberinto
Nº de páginas: 432




Siglos atrás en las entrañas de la ópera Garnier quedó sepultado un secreto inspirador de historias y leyendas que incluso hoy perduran. En la actualidad, un antiguo violín negro llega a la tienda de antigüedades de Christelle, haciéndole partícipe de una serie de acontecimientos que la obligarán, junto al misterioso Kyriel, desentrañar el misterio del instrumento. Codiciado también por personas que no dudarán en hacer lo que sea por obtenerlo, no será un camino fácil.

La base de la historia es el enigma del Fantasma de la Ópera. Ya solo por la elección del tema el libro pinta interesante, pero me gustaría dividirlo en dos partes y valorarlo un poco por separado. Hay una parte de la historia que nos cuenta los sucesos del presente respecto a Christelle y su periplo con el violín, y otra parte que nos cuenta la historia del mismo remontándonos al pasado. Quiero separarlo porque me ha enganchado mucho más las partes dedicadas al pasado que a la actualidad, tanto por narración como por personajes.

La parte del pasado es fluida y adictiva, con unos buenos personajes y un ambiente muy bien logrado. Mención especial para el escritor, no os desvelaré quién es pues para mí fue una sorpresa. También están muy bien intercalados los saltos al pasado en el hilo argumental principal. No te pierdes y quedas enganchado para la siguiente parte.  Me encantó además la cantidad de lugares a los que te lleva, algunos esperados, otros no. Estas partes de la historia me gustaron muchísimo.

Ahora bien, he visto algunas partes algo cojas en lo que a la narración en la actualidad se refiere. No he conseguido meterme tanto en este hilo de la historia como el anterior. Aunque los lugares están muy bien descritos, la narración no consigue atraparme de la misma manera. Me gustaron los personajes de Kyriel y el explorador de túneles, pero me he quedado todo el libro pensando que a Christelle le faltaba algo para terminar de convencerme. Luego están los malos que eran los dos típicos matones inútiles comandados por una mano en la sombra… que sacude el puño frente a la ventana jurando por el éxito de su plan en una habitación convenientemente a oscuras. No es la escena que te esperas en un libro y me descolocó mucho porque no parecía encajar para nada. El caso es, que ya cuando se descubre todo, resulta que el antagonista tiene una motivación muy buena para hacer lo que está haciendo y para querer el violín… pero en general creo que no se ha explotado todo lo que se podría haber explotado.  Al final parece el típico malo con los secuaces chapuzas, y el caso que su reflejo en el pasado no tiene nada que ver, ese está muy bien hecho. Me sorprende el contraste, la verdad.

Por último, mencionar el amor que surge entre Christelle y Kyriel que es muy forzado. Puedo entender que Kyriel sintiera algo por los recuerdos que le trae Christelle, pero no tiene mucho sentido ese amor tan grande y profundo que  se forja en apenas un par de días en unas circunstancias que no llaman al romance. De hecho me sorprendió lo rápido que confía Christelle en Kyriel teniendo en cuenta que van tras ella y que no sabe si es una persona que busca hacerse con el violín de mala manera al igual que los secuaces antes mencionados. La escena final queda muy bonita, pero no tiene mucho sentido, no teniendo en cuenta las circunstancias.
En resumen, el libro llama, especialmente cuando se trata de las escenas del pasado que te cuentan de dónde salió ese violín negro y cómo llegó a la tienda del tío de Christelle. Realmente esta es la parte que al final más te atrapa para querer saber el desenlace de toda la trama, ya que en el hilo del presente, por lo menos particularmente, no me atrapó hasta estar la trama ya muy avanzada. Un gran misterio, escenarios de todo tipo y bien descritos, personajes cautivadores (aunque unos más que otros) y una gran historia de trasfondo como es la del fantasma de la ópera. Puede que haya habido algunos detalles que no me hayan gustado, pero en general lo he disfrutado bastante. 



La hija de los sueños






Título: La hija de los sueños
Autor: Sandra Andrés Belenguer
Género: Fantasía Juvenil
Editorial: Viceversa as de picas
Nº de páginas: 231





¿Qué pasaría si los sueños y las pesadillas fueran más reales de lo que pensamos? ¿y si pudieran llegar a afectarnos en el mundo real?

Hace mucho tiempo, un joven llamado Sebastian con un gran talento para el miedo, desapareció en extrañas circunstancias. Siglos después, sucesos extraños empiezan a producirse, todos relacionados con terribles pesadillas que parecen sacadas de la mente de un experto escritor de terror.

Iris, una chica de diecisiete años amante de la literatura, tiene que enfrentarse de nuevo a una pesadilla que no la asaltaba desde hacía mucho tiempo. Tendrá que descubrir un misterioso poder del que se tendrá que valer para salvar a sus más allegados... y devolver el equilibrio a un mundo que está a punto de perderse para siempre.

Este libro, pequeño y fácil de leer, me ha gustado y me ha dejado buen sabor de boca, aunque me he encontrado con algunos peros.

La historia se centra en el mundo de los sueños donde, más que Iris y sus amigos, para mí los verdaderos protagonistas son las pesadillas, el escritor y el propio Sebastian. Los capítulos y fragmentos dedicados a ellos son los que más me han gustado, además de que me ha dado la impresión de que estaban mejor narrados, más profundizados. Realmente tenía la sensación de estar inmersa en alguna de esas horribles pesadillas, y se llega empatizar con el escritor. Especialmente si eres una persona que vuelca sus sueños y esperanzas en el mundo de las letras.

También tengo esa sensación debido a que el libro, en general, es bastante ágil. No en mal sentido, como pudo ser en Crónicas de Sombras, aquí la lectura es fluida y no molesta. Bien, al ser ágil, es como si la autora hubiera hecho hincapié más en algunas situaciones y escenas que en otras, teniendo que elegir dónde se detenía más. Tengo entendido que este libro fue escrito para un concurso, que por cierto ganó, lo que explicaría esto, ya que en un concurso trabajas con un límite de páginas. Personalmente me encanta que se centre en lo que se centra, ya que son unas escenas muy buenas. Ojala pudiera haberse explayado más en otras partes, pero me alegra que se haya extendido donde lo ha hecho.

Escoge como temática los sueños, cosa que, para mí, hace que gane puntos a favor. A fin de cuentas, una de las cosas que ha hecho el ser humano a lo largo de su historia es elucubrar sobre esta aparente dimensión paralela donde nos metemos al dormir. En ese sentido me he quedado con ganas de saber más sobre el reino de los sueños que plantea la autora. La conclusión del libro permite que pueda haber una continuación, así que tal vez más adelante pueda saciar mi curiosidad.

Ahora, lo que me ha gustado menos, o tal vez tendría que decir que me ha parecido más flojo, son las relaciones personales entre personajes. Las he visto un poco superficiales. Y tampoco me ha convencido demasiado las reacciones de Iris ante los cambios que estaba experimentando. Teniendo en cuenta que es una chica que no cree en lo sobrenatural, su manera de reaccionar me ha parecido muy suave, y sin cuestionar demasiado. Por el ritmo de la historia tampoco había mucho tiempo a más, pero me ha sabido a poco. Esperaba más susto y sorpresa por parte de Iris, la verdad. Incluso más negación. Acepta muy deprisa todo lo raro que está sucediendo a su alrededor.


A mi parecer estos son pequeños detalles sin mucha importancia, ya que el libro es pequeño y mete muchas cosas. Pasas un rato muy agradable leyéndolo, especialmente cuando te enganchas con las pesadillas y te lees de un tirón la parte del final, donde no sabes cómo terminará todo. Recomendable para las noches de verano

Islas en el cielo






Título: Islas en el cielo
Autor: Pedro Pablo García May
Género: Ciencia ficción/ Distopía
Editorial: Alberto Santos
Nº de páginas: 485





¿Qué tienen en común un científico del Occidente, un asesino de la Orden de los Peregrinos, un detective de poca monta, una telépata perteneciente a una sociedad secreta y un general del Neoimperio chino?

En el futuro, tras una horrible guerra que se extendió por todo el mundo conocido, la humanidad vive sometida en los imperios más poderosos de ese momento: El Occidente y el Neoimperiochino. Los que no, viven inmersos en el Caos, zonas poco remendables para vivir tras la guerra nuclear.

Mientras la mayor parte de la humanidad vive en la ignorancia de lo que realmente es su sociedad, viviendo el día a día, distrayéndose en los entretenimientos que les ofrecen sus dirigentes y sin pararse realmente a pensar cómo están viviendo realmente y qué supone de verdad para ellos, la teoría de la tierra hueca sobrevuela como un fantasma que termina atrapando a los diversos personajes que aparecen en esta novela y los aboca a un viaje de descubrimiento donde se darán cuenta que el mayor peligro no es ese con el que conviven día a día y el que la mayoría de seres humanos desconoce, sino uno mucho más antiguo y que se esconde bajo tierra.

Islas en el cielo es una novela que plantea la teoría de la tierra hueca como cierta, y, tan bien explicada, que incluso yo misma ando cuestionándomelo. A lo largo del libro explica de forma muy sencilla y clara las teorías científicas que apoyan la existencia de una tierra hueca, de manera que cualquiera pueda entenderlo, seamos de la rama de ciencias o no. No solo eso, la plantea en un hipotético mundo futuro en el que, como no, la raza humana se ha condenado a ser poco más que borregos siguiendo a una élite de palabras grandilocuentes y dudosa moralidad, todo por la comodidad y un fuerte componente religioso gracias a un hombre que apareció en mitad de la guerra antes mencionada, el mesías Benjamín. Se me ponen los pelos de punta al pensar en este futuro como uno de los posibles para la raza humana, vaya.

Con todo, lo que más me ha gustado de la novela, aparte de lo que se encuentran en el interior de la tierra, ha sido la forma magistral con la que el autor ha hilado todas las tramas. ¿Cómo esperar que personajes tan dispares y con objetivos tan diferentes acabaran confluyendo en una misma misión? Impresionante.

Personajes muy dispares, con ideologías muy distintas, cada uno con una forma de ver la vida y objetivos futuros muy diferentes. La narración cuidada y fácil de seguir. Una aventura trepidante que no puedes dejar de leer. Al final te mueres de ganas por saber cuál es el misterio de la tierra hueca, saber qué o quién puede habitarla, y también las consecuencias que puede traer este hallazgo que, entre el Occidente y el Neoimperiochino, sumando a cierto peregrino que da muy mala espina, no pueden ser muy buenas.

Me ha gustado mucho, tanto por la aventura que plantea como por sus escenarios. Además, he aprendido cosas interesantes de forma muy amena. ¿Sabíais que Newton consideró esta teoría de la tierra hueca? Lo mejor de todo, el final. Muy inesperado, ¡no os lo perdáis!


El Coleccionista de Sellos






Título: El coleccionista de sellos
Autor: César Mallorquí
Editorial: Alberto Santos
Género: Ucronía/Ciencia Ficción
Nº de páginas: 187






Franco muere tras un atentado en la primavera de 1939. Las fuerzas republicanas consiguen derrotar a los fascistas en la batalla del Ebro, lo que las coloca a un paso de ganar la guerra. En Madrid, tras el sufrimiento padecido durante esta contienda, se ve con esperanza y optimismo la victoria de la República, aunque la ciudad no puede relajarse del todo: un asesino en serie se dedica a matar a coleccionistas de sellos sin que parezca tener un motivo aparente, ya que los sellos que roba de sus víctimas son falsos. Telmo Vega, un comisario que aún no ha superado la muerte de su mujer, está decidido a encontrar al asesino y resolver el misterio. Desgraciadamente, no se enfrenta a un criminal cualquiera, ni es el único que tiene interés en él, ya que lo que verdaderamente está en juego es el mismo curso de la historia.

Debo admitir que es un libro que me ha impresionado bastante. Hay muchos libros sobre la guerra civil, pero nunca se me hubiera ocurrido que hubiera uno de este tipo. Mezcla novela policíaca con ciencia ficción y a su vez toca el tema de lo que podría haber sido el final de la guerra si el resultado hubiera sido distinto. Esto especialmente me conmovió, porque resultó un poco duro ver un Madrid con alegría y ganas de salir adelante en comparación al miedo que se vivió en realidad.

¿Ciencia ficción? ¿Pero qué tiene de ciencia ficción? ¡Ah! No puedo dar más detalles al respecto sin fastidiaros la mayor sorpresa del libro, eso me temo que tendréis que averiguarlo vosotros, pero ya os digo que merece la pena y mucho. A mi me encantó y fue un giro totalmente inesperado en la historia.

Con una narración clara y cuidada, César Mallorquí nos presenta unos personajes muy bien definidos e increíblemente vivos (¡y tanto! Casi espero tropezarme con Telmo Vega un día de estos, aunque un poco más mayor). También visitamos la ciudad de Madrid en el año treinta y nueve, Madrid que no es simple escenario de la novela, es una entidad viva que se transforma, se alegra, sufre y padece junto con sus ciudadanos.  La intriga y el misterio del Coleccionista de sellos te pega a las páginas del libro y no te suelta hasta el final. Todo está muy bien hilado para que quieras saber más y más, y no te sientas satisfecho hasta la conclusión del libro.



Este libro  me ha parecido muy bueno y me ha sorprendido por su tema y la forma de tratarlo. ¿Quién iba a pensar que se puede hacer ciencia ficción con la guerra civil española? Mi conclusión es que este es un libro pequeño (al menos en comparación a los libros que han pasado por aquí) que se deja leer con mucho gusto. ¿Te gusta la novela histórica? Te va a gustar por la muy buena descripción de Madrid y sus gentes en aquel año, así como una serie de sucesos que transcurren en el mismo. ¿La novela de misterio? También te gustará, ya que este caso que parece no llevar a ninguna parte llega a una resolución sorprendente dejándote en vilo hasta el último momento. ¿La ciencia ficción? También, porque la verdad, nunca se me hubiera ocurrido nada semejante. Si estás buscando un libro fácil de llevar e intenso para estas vacaciones, te recomiendo esta lectura que además fue ganadora de los premios UPC y Gigamesh. La verdad es que me he emocionado mucho disfrutando de sus páginas.

Crónicas de Sombras: Los elegidos






Título: Crónicas de sombras. Los elegidos
Autor: Lucía González Lavado
Ilustraciones: Cris Ortega
Género: Fantasía Urbana
Editorial: Alberto Santos
Nº de páginas: 304



Los Dupree son una familia dedicada a cazar unos entes paranormales llamados sombras, con la misión de defender a la humanidad de estos. Hace tres años el hermano gemelo de Dilan Dupree, Jake, se suicidó, o esa es la conclusión a la que llegó todo el mundo al no encontrar el cuerpo. La familia ha pasado muy malos momentos desde entonces, pero parece que las cosas empiezan a moverse con la llegada de Nicholas Schrider a Crow´s mouth y la aparición de notas sospechosas firmadas por un tal “J”. Las sombras tampoco están tranquilas, algo está a punto de suceder, algo que puede cambiar para siempre la balanza entre hechiceros, cazadores y sombras.

Antes de comenzar, me gustaría decir que esta reseña me está resultando difícil. De hecho ya debería haber estado colgada en el blog desde hace un par de días (terminé de leerlo hace tres), pero me tropecé con un bache importante. No fue para nada lo que me esperaba.

Voy a empezar lo que para mí es la parte más sencilla: hablar de las ilustraciones. Me han gustado mucho, son muy buenas. De hecho son tan buenas que te hacen esperar mucho más del libro, la verdad.



Conocí el trabajo de Cris Ortega a través de Nocturna, un libro mezcla de ilustraciones y relatos de la misma editorial que sencillamente me encantó. La verdad es que son increíbles, no llego ni a imaginarme cómo es capaz de hacer algo tan bueno. Quizá penséis que no os suena de nada el nombre de esta mujer ni su trabajo, pero muy probablemente, como mínimo, hayáis visto en las estanterías de diversas librerías el libro de Laura Gallego, Donde los árboles cantan, y vuestros ojos se hayan cruzado con la portada. Sí, es suya. ¿A que es bonita?

Ahora pasemos a la historia en sí. Recordemos que no hay que juzgar un libro por su portada.

La primera sorpresa vino de manos de la narración. He visto estilos narrativos ágiles, de esos que van al grano sin dar muchos rodeos, con anterioridad. Esto no los hace ni peores ni mejores, depende de como se lleven. En este caso, la verdad, no me ha gustado. A veces tenía la sensación de que me estaban informando de algo por telegrama en vez de narrándome una historia. “Pero bueno,” me dije “no pasa nada. Es el estilo de la autora, no es de mis favoritos, pero bueno, vamos a ver la trama”. No le di demasiada importancia al principio pero después empezó a resultarme molesto, ya que juntando esto con otros motivos empezó a dificultarme incluso la lectura.

Con todo, debo decir que no es ni de lejos el peor estilo narrativo con el que me he tropezado. Lo que pasa es que ando medio anonadada porque los autores de esta editorial tienen un nivel narrativo muy bueno y no sé, no me pega.

Luego me encuentro con que todo está tratado muy por encima. Los personajes son, en general (salvo algunas excepciones) bastante tópicos. Suceden golpes de guion que deberían tener un efecto mucho más acusado en los personajes y básicamente se resuelven en un párrafo de cuatro o cinco líneas. Salvo un caso de una escena con Thomas y Krista que tuvo más repercusión sobre los personajes (al menos que se viera) el resto parece que no mucho o no tanto como se debería. Sí, el personaje dice “esto me ha afectado mucho” pero no lo demuestra, y creo que no lo hace porque el libro va demasiado apresurado, como si tuviera prisa por terminar y no te da tiempo a profundizar en personajes o situaciones.
El ejemplo de personaje que más acusa esto es Eleazar, el malo malísimo de la historia. Porque es muy malo, pero… ¿por qué es tan malvado? ¿porque es una sombra? No, las sombras no tienen por qué ser malas. ¿Porque es celoso y posesivo? Sí, vale, pero eso es un efecto más que una causa y no explica el conjunto de su ser malvado. Y luego hace cosas que no termino de entender. Va a atacar a alguien y en vez de usar su poder completo aparece como una sombra que repta, le golpean con un objeto y se larga clamando venganza en vez de darle su merecido ahí mismo, que puede hacerlo perfectamente. Luego actúa como si toda la rabia que le causó el incidente, que parece que fue mucha porque es un tipo orgulloso, no le importara y eso no hubiera sucedido. Hay un momento que llegué a pensar que se trataba de algún plan tremendamente enrevesado, que resulta que lo hay, ¡pero es que es un plan del que Eleazar no tiene idea! Eso sí, curiosamente actúa en consecuencia con él. No entiendo nada.

Con el resto de personajes pasa algo parecido pero no tanto. En ocasiones cuesta empatizar con ellos o entender cómo van tan deprisa de una cosa a otra. 

Aparte, he echado en falta cierta información sobre el mundo en el que se plantea la historia. Hay tres clases diferentes de… digamos, “criaturas con poderes”: los cazadores, que tienen habilidades físicas por encima de la media, los hechiceros que tienen magia y las sombras, que pueden usar una mezcla de magia con poderes de las sombras. Los hechiceros tienen una muy buena pegada, ¿por qué son los cazadores los que tienen una verdadera obligación para cazar sombras y los hechiceros no necesariamente?  Los hechiceros ayudan, pero parece que lo que deben hacer es vigilar que los cazadores hagan su trabajo. Eso y echar una mano, pero se pueden negar.




Luego parece que hay un pacto de no agresión entre cazadores y sombras, pero no mencionan los términos y no me quedan claros. Las sombras siguen alimentándose de gente y llevándosela a su mundo mientras los cazadores van a por ellas. ¿En qué consiste entonces el pacto?

Parece que los cazadores, hechiceros y sombras se esparcen por todo el mundo y tienen una especie de sistema jerárquico. ¿Cuál es? ¿Por qué el jefe es uno y no otro, qué puestos hay y en qué consisten? Porque el caso es que parece, al menos en Crow´s mouth, que las cacerías no están organizadas, que van a ellas cuando ellos deciden y como deciden.

¿Qué es lo que hace a las sombras realmente sombras? Aparte de sus poderes y la capacidad de alimentarse de sentimientos negativos, ¿qué significa ser sombra? Porque quitando esto, no me han parecido muy diferentes a cualquier otra persona. Unos más  buenos, otros más malos… y resulta que se alimentan de comida normal y corriente. No tienen que subsistir solo de sentimientos negativos y me ha dado la impresión de que no es obligatorio que lo hagan. Además, ¿cuál es la jerarquía política de las sombras? Ojo, no qué tipos de sombras hay. De golpe en la historia te tropiezas con que hay un rey pero aparte de eso…

Si los protagonistas conocían de antes a Eleazar y este era tan peligroso y fuerte, ¿cómo sobrevivieron? ¿Por qué no estaban organizando cacerías para ir a por él y pararle los pies? ¿Por qué los hechiceros tardaron tanto en darles a los cazadores armas tan efectivas? ¿De dónde sale todo este enfrentamiento con las sombras?

El caso es que, tras pararme un poco y reflexionar sobre la historia, tiene ideas buenas. Bastante, además, pero no están lo suficientemente bien explotadas. Me quedo con la impresión de que este libro ha sido escrito con prisas y es una pena, porque solo con profundizar más en los personajes, en las situaciones y en la trama, hubiera mejorado muchísimo. El caso es que la autora tiene buen olfato para los giros de guion y están bien colocados, pero se despachan tan deprisa que no tienes tiempo a que te de toda la impresión y sorpresa que debieran darte. También creo que los personajes pueden dar mucho más de sí, hay base, pero así, tan deprisa, parecen muy tópicos. La idea de cómo está planteado el mundo, el mundo de las sombras y demás, también es buena, pero falta profundizar más en ella, explicar más cosas.

Este libro, creo yo, gustará a jóvenes que empiecen con el género, no sé qué pasará con lectores más avezados o que busquen historias más desarrolladas y profundas. Eso sí, a mí por lo menos me ha merecido la pena por las ilustraciones (¿os he comentado ya lo mucho que me gusta el estilo de dibujo de Cris Ortega?)



Estas son las impresiones que me he llevado de este libro y soy la primera en lamentar que no sean más positivas. Ahora solo queda que juzguéis vosotros y, de verdad, si os habéis leído el libro y tanto si creéis que tengo razón o no os agradecería enormemente que me dejarais vuestras opiniones al respecto. Tal vez haya habido algo que no he visto, que se me haya escapado… Vuestra colaboración será más que bienvenida.


Edito: dejando sin tocar lo anterior, lamento informar de que me he encontrado con un serio problema con el trabajo de Chris Ortega. Parece ser que su trabajo no es tan original como parece. Juzgad vosotros mismos: http://fakeortega.blogspot.com.es/