jueves, 6 de abril de 2017

Crónicas de Sombras: Los elegidos






Título: Crónicas de sombras. Los elegidos
Autor: Lucía González Lavado
Ilustraciones: Cris Ortega
Género: Fantasía Urbana
Editorial: Alberto Santos
Nº de páginas: 304



Los Dupree son una familia dedicada a cazar unos entes paranormales llamados sombras, con la misión de defender a la humanidad de estos. Hace tres años el hermano gemelo de Dilan Dupree, Jake, se suicidó, o esa es la conclusión a la que llegó todo el mundo al no encontrar el cuerpo. La familia ha pasado muy malos momentos desde entonces, pero parece que las cosas empiezan a moverse con la llegada de Nicholas Schrider a Crow´s mouth y la aparición de notas sospechosas firmadas por un tal “J”. Las sombras tampoco están tranquilas, algo está a punto de suceder, algo que puede cambiar para siempre la balanza entre hechiceros, cazadores y sombras.

Antes de comenzar, me gustaría decir que esta reseña me está resultando difícil. De hecho ya debería haber estado colgada en el blog desde hace un par de días (terminé de leerlo hace tres), pero me tropecé con un bache importante. No fue para nada lo que me esperaba.

Voy a empezar lo que para mí es la parte más sencilla: hablar de las ilustraciones. Me han gustado mucho, son muy buenas. De hecho son tan buenas que te hacen esperar mucho más del libro, la verdad.



Conocí el trabajo de Cris Ortega a través de Nocturna, un libro mezcla de ilustraciones y relatos de la misma editorial que sencillamente me encantó. La verdad es que son increíbles, no llego ni a imaginarme cómo es capaz de hacer algo tan bueno. Quizá penséis que no os suena de nada el nombre de esta mujer ni su trabajo, pero muy probablemente, como mínimo, hayáis visto en las estanterías de diversas librerías el libro de Laura Gallego, Donde los árboles cantan, y vuestros ojos se hayan cruzado con la portada. Sí, es suya. ¿A que es bonita?

Ahora pasemos a la historia en sí. Recordemos que no hay que juzgar un libro por su portada.

La primera sorpresa vino de manos de la narración. He visto estilos narrativos ágiles, de esos que van al grano sin dar muchos rodeos, con anterioridad. Esto no los hace ni peores ni mejores, depende de como se lleven. En este caso, la verdad, no me ha gustado. A veces tenía la sensación de que me estaban informando de algo por telegrama en vez de narrándome una historia. “Pero bueno,” me dije “no pasa nada. Es el estilo de la autora, no es de mis favoritos, pero bueno, vamos a ver la trama”. No le di demasiada importancia al principio pero después empezó a resultarme molesto, ya que juntando esto con otros motivos empezó a dificultarme incluso la lectura.

Con todo, debo decir que no es ni de lejos el peor estilo narrativo con el que me he tropezado. Lo que pasa es que ando medio anonadada porque los autores de esta editorial tienen un nivel narrativo muy bueno y no sé, no me pega.

Luego me encuentro con que todo está tratado muy por encima. Los personajes son, en general (salvo algunas excepciones) bastante tópicos. Suceden golpes de guion que deberían tener un efecto mucho más acusado en los personajes y básicamente se resuelven en un párrafo de cuatro o cinco líneas. Salvo un caso de una escena con Thomas y Krista que tuvo más repercusión sobre los personajes (al menos que se viera) el resto parece que no mucho o no tanto como se debería. Sí, el personaje dice “esto me ha afectado mucho” pero no lo demuestra, y creo que no lo hace porque el libro va demasiado apresurado, como si tuviera prisa por terminar y no te da tiempo a profundizar en personajes o situaciones.
El ejemplo de personaje que más acusa esto es Eleazar, el malo malísimo de la historia. Porque es muy malo, pero… ¿por qué es tan malvado? ¿porque es una sombra? No, las sombras no tienen por qué ser malas. ¿Porque es celoso y posesivo? Sí, vale, pero eso es un efecto más que una causa y no explica el conjunto de su ser malvado. Y luego hace cosas que no termino de entender. Va a atacar a alguien y en vez de usar su poder completo aparece como una sombra que repta, le golpean con un objeto y se larga clamando venganza en vez de darle su merecido ahí mismo, que puede hacerlo perfectamente. Luego actúa como si toda la rabia que le causó el incidente, que parece que fue mucha porque es un tipo orgulloso, no le importara y eso no hubiera sucedido. Hay un momento que llegué a pensar que se trataba de algún plan tremendamente enrevesado, que resulta que lo hay, ¡pero es que es un plan del que Eleazar no tiene idea! Eso sí, curiosamente actúa en consecuencia con él. No entiendo nada.

Con el resto de personajes pasa algo parecido pero no tanto. En ocasiones cuesta empatizar con ellos o entender cómo van tan deprisa de una cosa a otra. 

Aparte, he echado en falta cierta información sobre el mundo en el que se plantea la historia. Hay tres clases diferentes de… digamos, “criaturas con poderes”: los cazadores, que tienen habilidades físicas por encima de la media, los hechiceros que tienen magia y las sombras, que pueden usar una mezcla de magia con poderes de las sombras. Los hechiceros tienen una muy buena pegada, ¿por qué son los cazadores los que tienen una verdadera obligación para cazar sombras y los hechiceros no necesariamente?  Los hechiceros ayudan, pero parece que lo que deben hacer es vigilar que los cazadores hagan su trabajo. Eso y echar una mano, pero se pueden negar.




Luego parece que hay un pacto de no agresión entre cazadores y sombras, pero no mencionan los términos y no me quedan claros. Las sombras siguen alimentándose de gente y llevándosela a su mundo mientras los cazadores van a por ellas. ¿En qué consiste entonces el pacto?

Parece que los cazadores, hechiceros y sombras se esparcen por todo el mundo y tienen una especie de sistema jerárquico. ¿Cuál es? ¿Por qué el jefe es uno y no otro, qué puestos hay y en qué consisten? Porque el caso es que parece, al menos en Crow´s mouth, que las cacerías no están organizadas, que van a ellas cuando ellos deciden y como deciden.

¿Qué es lo que hace a las sombras realmente sombras? Aparte de sus poderes y la capacidad de alimentarse de sentimientos negativos, ¿qué significa ser sombra? Porque quitando esto, no me han parecido muy diferentes a cualquier otra persona. Unos más  buenos, otros más malos… y resulta que se alimentan de comida normal y corriente. No tienen que subsistir solo de sentimientos negativos y me ha dado la impresión de que no es obligatorio que lo hagan. Además, ¿cuál es la jerarquía política de las sombras? Ojo, no qué tipos de sombras hay. De golpe en la historia te tropiezas con que hay un rey pero aparte de eso…

Si los protagonistas conocían de antes a Eleazar y este era tan peligroso y fuerte, ¿cómo sobrevivieron? ¿Por qué no estaban organizando cacerías para ir a por él y pararle los pies? ¿Por qué los hechiceros tardaron tanto en darles a los cazadores armas tan efectivas? ¿De dónde sale todo este enfrentamiento con las sombras?

El caso es que, tras pararme un poco y reflexionar sobre la historia, tiene ideas buenas. Bastante, además, pero no están lo suficientemente bien explotadas. Me quedo con la impresión de que este libro ha sido escrito con prisas y es una pena, porque solo con profundizar más en los personajes, en las situaciones y en la trama, hubiera mejorado muchísimo. El caso es que la autora tiene buen olfato para los giros de guion y están bien colocados, pero se despachan tan deprisa que no tienes tiempo a que te de toda la impresión y sorpresa que debieran darte. También creo que los personajes pueden dar mucho más de sí, hay base, pero así, tan deprisa, parecen muy tópicos. La idea de cómo está planteado el mundo, el mundo de las sombras y demás, también es buena, pero falta profundizar más en ella, explicar más cosas.

Este libro, creo yo, gustará a jóvenes que empiecen con el género, no sé qué pasará con lectores más avezados o que busquen historias más desarrolladas y profundas. Eso sí, a mí por lo menos me ha merecido la pena por las ilustraciones (¿os he comentado ya lo mucho que me gusta el estilo de dibujo de Cris Ortega?)



Estas son las impresiones que me he llevado de este libro y soy la primera en lamentar que no sean más positivas. Ahora solo queda que juzguéis vosotros y, de verdad, si os habéis leído el libro y tanto si creéis que tengo razón o no os agradecería enormemente que me dejarais vuestras opiniones al respecto. Tal vez haya habido algo que no he visto, que se me haya escapado… Vuestra colaboración será más que bienvenida.


Edito: dejando sin tocar lo anterior, lamento informar de que me he encontrado con un serio problema con el trabajo de Chris Ortega. Parece ser que su trabajo no es tan original como parece. Juzgad vosotros mismos: http://fakeortega.blogspot.com.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario