jueves, 6 de abril de 2017

Gálora ojos de fuego






Título: Gálora ojos de fuego
Autora: Lourdes T.Castillo
Género: Alta fantasía/Romántica
Editorial: Alberto Santos
Páginas: 571





Gálora, heredera de Antel, es a su vez la única maga de Cirax y la elegida para gobernar. Una maldición pesa sobre ella, lo que provoca que acabe lejos de su hogar, en otro mundo, donde es temida y repudiada por muchos. Deberá buscar la forma de regresar mientras se ve inmersa en una guerra que dura generaciones en ese nuevo mundo que, quizá, no sea tan ajena a ella como piensa. 

Hablando de libros que suscitan opiniones contradictorias. Confieso que antes de valorar ciertos puntos de la historia me gustaría leer la continuación del libro, que tal y como ha acabado este tiene que haber. El motivo es que, dependiendo de cómo acabe o cómo se desarrolle, cambiará el sentido de ciertas cosas que suceden en el transcurso del libro, y que no me han terminado de gustar mucho.

Así que para empezar, quisiera hablar de lo positivo del libro y que ha conseguido picarme la suficiente curiosidad para acabar el libro y querer saber qué pasará con el siguiente.

Algo que sí me ha gustado mucho son los mundos que ha creado, es decir, Cirax, el mundo originario de Gálora, y el Continente, que es el mundo donde va a parar a posteriori.  Cirax es un mundo de gigantescos árboles que crecen desde el mar de Krestea, dónde están sus raíces. En las copas viven los falaxianos, criaturas de forma humana con piel verde que nacen de los troncos. En el mar viven los Kresteanos, que tienen la piel azul y nacen de las raíces. Ambas razas no congenian bien y viven separadas, al menos por el momento.

El Continente es un mundo humano medieval donde existen magos y hechiceros, y también las Güevas, que son sacerdotisas del desierto. Aparte también esconde otro tipo de criaturas y misterios que he disfrutado descubriendo.

Por otra parte también me gustó la trama en la que al parecer, ambos mundos están conectados de alguna manera, y también la trama de Esmeralda, una maga que vivió hace algún tiempo y parece que tiene mucho que ver con lo que está sucediendo en el presente. Lo considero lo más interesante del libro: cómo parece haber alguna conexión entre el pasado, el presente y entre los dos mundos, cosa que no queda muy clara en el libro y hace pensar sobre una continuación. 

El libro, a mi parecer, también refleja, quiere enseñar o quiere dejar de manifiesto ciertas cosas. Algunas mejor llevadas que otras. Empezamos por la idea de que la superstición, el miedo y la ignorancia pueden llevar a hacer mucho daño a personas que no se lo merecen, aparte de perder la oportunidad de tener a tu lado a gente que puede merecer mucho la pena. Esto viene representado por los personajes de Gálora y Barlán, ambos malditos. Sin embargo, debo reconocer que me sorprendió mucho que al llegar al Continente, cualquiera que veía las enredaderas de Gálora las identificaba enseguida como el símbolo de su maldición. Es cierto, sí, pero, ¿cómo sabían que no es normal que un falaxiano o falaxiana tenga enredaderas en la cabeza? Quiero decir, aparece una chica verde que sangra savia, ¿y lo que les asusta son las enredaderas? Conocen a otro falaxiano llamado Enkire, pero es el único que conocen. ¿Cómo estar entonces seguros de que las falaxianas no tengan enredaderas, o flores, o ramas en la cabeza? Eso me sorprendió bastante. Que lo sepa un personaje como Maira, vale, es una hechicera, ¿pero todos?

Además, esta historia, es, sobre todo, una historia sobre el hecho de que las apariencias engañan. Que lo que se supone que todos saben o la historia que se da por válida podría no ser la verdadera, que hay demasiadas cosas que no se han dicho o que se han interpretado según el bando o, incluso, según ha querido quién. Se despide en muchas ocasiones un odio y una ignorancia que rayan en la estupidez más absoluta.

Esta es una historia de fantasía sobre los prejuicios, pero es también una historia que habla de amor, y quizá por aquí es por donde tengo ciertos problemas con el libro. Plantea una serie de personajes femeninos fuertes, poderosos e independientes que, sin embargo acaban en apuros cada dos por tres y necesitando ser rescatadas por alguien, demasiadas veces en mi opinión teniendo en cuenta sus habilidades. Ojo, no está mal necesitar ayuda de vez en cuando, pero me dio la impresión de que pasaba más de la cuenta. Por suerte hacia el final esto se enmienda un poco, son a los personajes femeninos a los que les toca luchar y proteger. Luego está el hecho de que la mayoría de personajes masculinos están obsesionados con proteger a x fémina, las cuales normalmente les superan o igualan en capacidad y poder. Digamos que hay como cierta conmiseración hacia ellas que no me hace mucha gracia. Por no mencionar que hay alguna a la que se juzga duramente por su forma de vestir o por la forma en que lleva su vida sentimental y no precisamente en el contexto medieval.

Es decir, se supone tenemos personajes femeninos fuertes que nos tropiezan bastante a la vez que tenemos un entorno que parece hostil hacia esa fuerza, como que la acepta pero con muchos peros, y se supone que ellas deben superar todo eso y demostrar que no es un impedimento ni que pueden reducirlas. He aquí la contradicción, lo que me chirría un poco y por lo que necesito leer el siguiente para llegar a una opinión bien definida, porque aunque creo que entiendo a dónde quiere llegar la autora, no estoy tan segura de la ejecución en este aspecto. Además, de que es difícil escribir una historia de amor romántica sin caer en los estereotipos del amor romántico.

En definitiva, si te gusta mezclar fantasía y romance este es tu libro. Si te gusta la fantasía pero no tan centrada en la parte romántica, ya dependerá de tus gustos como lector el que pueda ser más o menos de tu agrado. Personalmente, la parte romántica no me ha acabado de gustar, pero la trama y la parte fantástica me han enganchado lo suficiente para querer saber cómo acaba esta historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario