sábado, 4 de febrero de 2012

El Puente de los Asesinos (Las aventuras del Capitán Alatriste)






Título: El Puente de los Asesinos (Las Aventuras del Capitán Alatriste)
Autor: Arturo Perez-Reverte
Género: Novela Histórica
Editorial: Alfaguara
Páginas: 384




Nuestro ya no tan mozo Iñigo de Balboa continúa a la sombra del capitán Alatriste. En esta ocasión, viajarán a Venecia para asesinar al actual Dogo y poner en su lugar un mandatario más favorable para España, que no está en condiciones de iniciar una guerra con Italia. Para cubrir el atentado se verán obligados a realizar varios ataques simultáneos que distraigan y mengüen las fuerzas de los italianos, mientras que la embajada se desentiende de lo que les ocurra sin son capturados.

Y por si esto fuera poco, tendrán que realizar esta peligrosa misión en camaradería con un viejo enemigo: Gualterio Malatesta, que ha logrado escapar de la muerte (no con pocas torturas a sus espaldas) gracias a la valiosa información de la que dispone y que convierte al siciliano en una pieza clave para esta aventura.

Lo mejor de este libro, sin lugar a dudas, es que por fin vemos un poco más del antagonista. Ahora que los dos personajes (tres, incluyendo a Iñigo) tienen que interactuar, podemos descubrir ciertas cosas interesantes. Personalmente, Malatesta me ha motivado a leer toda la saga de Alatriste, así que podéis imaginar la alegría de ver por fin un poco más de información de este truculento personaje.

Alatriste siempre ha sido complejo, pero hay que admitir que Malatesta no se queda atrás. Ese… ¿cariño? que siente por Iñigo, claramente no correspondido, no deja de sorprender y, al menos, Malatesta sabe lo que es y no se escuda en lealtades a reyes a cargos militares. Como él ice: El que paga, manda. A pesar de ello, descubrimos en este libro motivaciones y meditaciones que poco podían esperarse de él.

Aunque la ficción histórica no es mi temática favorita, creo justo remarcar el estilo narrativo de la obra, siempre zambulléndonos en el siglo de oro con unas cuantas palabras, de tal modo que al levantar la vista del libro casi te dan ganas de decir eso de: “¡Pardiez!"

No obstante,ese mismo estilo que elogio lo critico por otro lado en el senido de que es difícil la lectura para alguien no acostumbrado a él.

Por lo demás, un libro bien estructurado, con el aliciente de tener varios personajes históricos (que siempre motiva) en medio de la trama y un final, hay que admitirlo, bastante flojo.


A pesar de ello, un libro que no va a desagradar a los seguidores de la saga. ¡Si os gusta la ficción histórica, no le perdáis la pista!