sábado, 28 de enero de 2012

EL NOMBRE DEL VIENTO

Título: El Nombre del Viento (Crónicas del Asesino de Reyes)

Autor: Patrick Rothfuss

Páginas: 873

Categoría: Fantasía

Edad Recomendad: 16

Kote, el regente de la posada Roca de Guía, es un hombre con muchos secretos. Escondido junto a su aprendiz, oculta la fabulosa historia de su vida, una vida compleja y magnífica que le ha convertido en una leyenda de la que quiere escapar. Cronista, un conocido escribano recopilador de historias, dará con él y le instará a desvelar la verdadera historia tras los legendarios hechos que se le atribuyen.

Seguramente no será ésta la primer crítica, verbal o escrita, que recibes de este libro, dada la tremenda sensación que ha causado. En respuesta a lo que te preguntas: Sí, este libro es tan bueno como todos dicen. Independientemente de si eres amante o no de la literatura fantástica, su narrativa es tan profunda y conmovedora que te envolverá, te acunará y te hará soñar con su historia.

Punto y aparte de la narrativa, que roza la perfección o así lo opina una servidora, la historia es un amalgama de momentos épicos, humildes, jocosos y conmovedores. La aventura, el amor, la fantasía, la música, la pérdida, la venganza y, en definitiva, la vida, se unen en este maravilloso libro como piezas en un rompecabezas, formando uno de los mejores escritos que he leído, siendo estos no pocos.

Dicen que este libro responde y sobrepasa las elogiosas críticas, dicen que está destinado a convertirse en un clásico, dicen que es el mejor libro de la década. En mi opinión, todo eso es cierto y más. Desde luego, no creo que ningún amante de la lengua escrita, aunque sea sólo por su delicioso estilo narrativo, pueda quedar defraudado con esta obra maestra.

Me gustaría poder transmitir al lector la esencia desgarradoramente magistral de El Nombre del Viento, pero temo que para hacerle justicia tendría que escribir mejor. Por tanto, desde la humidad que te sacude tras leer un libro escrito con tamaña maestría, insto a los lectores del blog a comprárselo o, cuan lo menos, leer el prólogo para entender, vagamente, aquello a lo que hago referencia, pálido reflejo de la magnitud de esta obra.

Podría ahora quejarme de algunos fallos que tiene en mi opinión el libro, pero sería buscar malos brillos en un diamante. Si tengo algo que reclamarle al autor, y no me atrevo a tal osadía, sería que el libro acaba tan abruptamente que te deja arrancado de la historia con crueldad. El segundo tomo, que en breve estará en mis manos, espero tenga un final más conclusivo (dentro de lo que cabe, puesto que es una trilogía) porque de otra forma la espera del último me resultará desquiciante. Esto, en realidad, no es culpa del autor, sino de la editorial que decidió dividir en tres partes la historia completa, debido a su vasta extensión.

En resumen, un libro que no puede faltar en tu estantería, seas quien seas y te guste lo que te guste.

1 comentario:

  1. me encantó. tanto el primero como el segundo!!

    enhorabuena por el blog

    ResponderEliminar