martes, 6 de mayo de 2014

LA MARCA DEL GUERRERO



Título: La marca del guerrero
Autora: T.F. Famux
Género: Fantasía épica
Editorial: AlbertoSantos
Páginas: 486







En una sociedad donde lo más importante es seguir el camino dictado por tu cuna o por los dioses, tres personas harán tambalear las bases del reino al desafiar su propio destino. Una princesa que no quiere serlo, un niño brillante despreciado por su padre al no adaptarse a los estándares de lo que él considera un buen noble y un campesino marcado para ser guerrero en lo que parece una mala jugada de los dioses contra su persona, tendrán que enfrentarse a una red de mentiras, traiciones y conspiraciones en la que se sostiene el mismo reino, en el cual los nobles son ricos y mandan mientras el pueblo llano sobrevive como buenamente puede, viendo día a día partir a nuevos jóvenes reclutas hacia las fronteras con la certeza de que no regresarán. ¿Qué vale más al final? ¿Los valores o el poder? ¿Justifica un fin el medio?

Muchos de vosotros os estaréis preguntando por qué hago de nuevo esta reseña, si ya está hecha. Eso es cierto a medias. La anterior fue hecha antes de la publicación del libro, mucho antes de que tuviera editorial, y no me explayé tanto como hubiera querido por si acaso la obra hubiera tenido que pasar por algún cambio significativo antes de ser publicada. No ha sido el caso, pero aún así la primera vez no dije tanto como quise decir, así que voy a aprovechar esta ocasión para hacerlo.

Al principio la premisa parece típica: un chaval en apariencia normal, incluso algo torpe, es elegido por los dioses para ser guerrero al aparecer en su piel la marca del guerrero, pero ahí acaba cualquier cosa que pudiera recordar a un relato de fantasía habitual. El pobre Armiat es torpe como él solo y lo que le hace avanzar no es un designio divino ni ser el “elegido” de la historia, sino que básicamente lo empujan hacia delante y él va tomando las decisiones que le van pareciendo oportunas, sean estas acertadas o no. Tenemos también a Aremís, princesa heredera y la segunda en la sucesión de la corona. No le gusta serlo ni el destino que le aguarda al respecto, pues ser solo la encargada de dar hijos al noble con la que le casen no le parece nada estimulante. Es muy activa y nada sumisa, lo que no cuadra con lo que se espera de una mujer en este contexto medieval. Aparte, parece no entender ciertas distinciones de clase social. Por último, el que para mí es el más especial de todos, es el más pequeño, Maltés, un niño brillante pero completamente anulado por su padre. Se ha refugiado en su mundo interior y cuya mayor implicación con el exterior es con sus plantas, pero que por circunstancias se verá obligado a espabilar y a usar su intelecto para sobrevivir, y cuando digo “se verá obligado a sobrevivir” es que lo tiran sin miramientos al mundo exterior y de manera bastante cruel.

Los personajes están perfectamente planteados, es fácil enredarse en sus historias y empatizar con ellos, hasta tal punto que hasta personajes secundarios se hacen un hueco en el corazón del lector. Diría que los que lo hacen con mayor frecuencia son Salvino y Someti, sobre todo el último pues tiene un papel muy ambivalente. También están los que despiertan una enconada animadversión por sus actos o por su forma de pensar. Es muy difícil no implicarte con esta historia.

La narrativa también acompaña. Directa y fluida, te lleva a través de los sucesos de la historia sin que puedas aburrirte. No es de muchas descripciones, pero sí las suficientes. Los personajes están bien retratados, la interrelación entre ellos y la sociedad del reino. En la trama todo está muy bien hilado y no puedes esperar al final para ver cómo se resuelve.

Tiene también su poquito de fantasía pero no demasiada. Principalmente podríamos hablar de su religión y de ciertas criaturas que pueblan el lugar, pero más allá de eso está centrada principalmente en los personajes y en las luchas de poder, en las cuales no hay magia de por medio. Y bien pensado menos mal, porque si pasa lo que pasa sin magia, la qué podría montarse con magos o cosas así de por medio. Como no, los más perjudicados hubieran sido los pobres campesinos, que ya tienen bastante con lo que tienen.

Últimamente nos estamos acostumbrado mucho a tramas políticas muy enrevesadas, con muchos personajes y muchos lugares. Este libro, aunque ofrece politiqueo para el que le guste, lo cierto es que lo hace de manera más sencilla. No se trata de que cada vez que leas un nuevo libro de ficción debas aprenderte vida y milagros de un montón de familias. Está bien de vez en cuando, pero estos libros también se agradecen. Tienen de la chicha que más le gusta a uno pero sin que tengas la impresión, al dejar de leerlo, de que estás preparado para un examen de historia. La región que abarca tampoco es demasiado extensa, lo cual aparte tiene una explicación histórica dentro de la propia historia, pero está bien no tener que liarte con demasiados mapas.

En definitiva, creo que tiene lo mejor de este género sin arrastrar detalles y complicaciones que podrían hacer más pesada la experiencia y que espantan a ciertas personas. Personalmente es una novela que he disfrutado mucho y que me alegra un montón poder añadir a mi biblioteca, cruzando los dedos para que haya una segunda parte. Realmente el libro no requiere de una segunda parte, peeero podría haberla y me gustaría mucho que la hubiera. La recomiendo vívidamente y recomiendo también hacer una lectura entre líneas, pues en este libro hay mucho más de lo que se ve a simple vista.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada